20.8.11

Super 8


Nada más salir del cine tuve que apuntar todas aquellas películas que me habían venido a la mente mientras veía Super 8: ET, Alien, El gigante de Hierro, Los Goonies, La niebla de Stephen King y los vídeos caseros que hacía hace ya algunos años con mi primo en casa de los abus. Y esto, aunque parezca que no, son más que excelentes noticias.

No he visto Lost (aún) pero no esperaba menos de este filme. No es una película innovadora pues trata temas por todos ya conocimos pero sí que es original la forma que tiene de contar la historia, utilizando recursos también archiconocidos pero de manera brillante. Considero que todas las historias que están contadas por niños tienen un carácter especial que las hace únicas. Ese punto de vista tan dulce y honorable; sin miedo a nada y siempre fieles a sus amigos, es algo entrañable de ver y supone un gran contrapunto, más aún en una película con un par de sustos de saltar a la butaca de al lado.

Además, uno de los puntos fuertes es el diálogo entre esta pandilla de amiguetes. Es muy, muy divertido oír los comentarios de niños de 11-12 años sobre cualquier tema y cualquier cosa del universo. Es un punto de vista mágico que, con los años, se va perdiendo y es muy amable (del verbo amar) reencontrarse con eso de vez en cuando. No quiero contar mucho más ya que con las películas de referencia uno puede hacerse, más o menos, una idea sobre de qué va todo esto pero me siento en la obligación de advertir lo siguiente: que nadie se levante de la butaca hasta que no se hayan encendido las luces (pues de hacerlo no verían una de las más mejores cosas de toda la película).

Yo ahí lo dejo caer y y sólo me queda desear que disfrutéis mucho, mucho con JJ, con Steve y con The Case...

¡Se me había olvidado decir que esta es una pequeña obra de arte que se merece un sin lugar a ninguna pero ninguna duda!

2 comentarios:

  1. ¡Es genial! No te imaginas lo que me pude reír con aquello :D

    ResponderEliminar