5.2.11

Vampire Weekend


Bueno, llevo unos días pensado que no estaría mal dedicarles una entrada a ellos solos, que se lo han ganado, la verdad sea dicha (481 escuchas en un par de semanas). Como ya dijera antaño, era uno de esos grupos que ni fu ni fa, demasiado raros, excéntricos o pigipis para mí. ¡Error! Si bien es cierto que, con no mucho atino, la primera canción suya que escuché fue 'Cousins', vídeo incluido, y pensé: «Esto no es para mí, está claro» e incluso antes de que hubiera terminado cambién de canal. Después fue 'A-Punk' que obtuvo una acogida similar hasta que llegamos a 'Oxford Comma'. Al principio no quería admitirlo (tenía una reputación que mantener) pero me gustó mucho cuando la escuché (frikismo lingüístico aparte).

Pero no fue hasta este pasado enero cuando algo cambió. ¿Os acordais del anuncio de Tommy Hilfiger de estas Navidades? El 'Feast Interruptus', con la comilona en el campo y el Rastreator conductor. Pues bien, tal y como dice el mozalbete apuesto al final del anuncio (Don't you just love the holidays?), la canción de fondo era el 'Holiday' de estos vampiros findemaiacos. Cuando lo vi por primera vez, estábamos en familia, y alguno de mis parientes alegó que le gustaba la canción y yo dije que era de Vampire Weekend. Tras haber desvelado la procedencia del hilo musical del susodicho anuncio me quedé pensando. ¿Cómo sabía yo que esa canción era de ellos si no la había escuchado en mi vida y ni siquiera me gustaba el grupo! Ahí fue cuando me di cuenta de tenía que hacer algo.

Con todo, me dirigí al Spoty y les busqué. «Ah, bueno, dos discos y cortitos, accesibles son», pensé para mis adentros. Como la canción que me gustaba (la única que me gustaba, de hecho) era parte del primer disco, Vampire Weekend, me dispuse a escucharlo. Y para mi sorpresa, no me disgustó demasiado. Con un comienzo prometedor gracias a 'Mansard Roof', continúa la escalada musical. Amo mucho 'Cape Cod Kwassa Kwassa' y siempre que escucho 'M79' me imagino a gente barroca bailando y saltando por ahí. 'One (Blake's Got a New Face)' tiene un ritmillo increíble y 'I Stand Corrected' me parece una canción preciosa, preciosa, preciosa. Por último pero no por ello menos importantes, 'Campus' 'Bryn', 'Walcott' y 'The Kids Don't Stand a Chance' terminan de rematar un álbum orondo.

Lo que hace la cabezonería y la ignorancia, madre. Ahora recuerdo haber visto el vídeo de 'Giving Up the Gun', ese del tenis donde sale Jake Gyllenhaal y uno de los Jonas, y no gustarme la canción. ¿Pero cómo pude estar tan sorda? Es una canción enorme (me encantan los graves y el fondo) al igual que prácticamente el resto de canciones que conforman Contra, su segundo disquete. Empezando por 'Horchata' (y su balaclava, que no falte) y siguiendo con 'White Sky', que aunque me den un poco de vergüencita ajena los grititos agudos de Ezra me parece una muy buena canción. Su 'California English' (con la que los pies se te van solos), su 'Taxi Cab' (potito Nutriben al cubo) y su 'Run', cada una magnífica en su estilo. Y aún falta lo mejor, con 'Diplomat's Son' (brillante y pegadiza y genial) y 'I Think UR a Contra', un final insuperable.

En total, 21 canciones que no dejan indiferente a quien les presta un poco de oído y atención. Y una confesión más he de hacer antes de acabar, bueno, en realidad son dos. La primera es una tontería pero es un hecho que prueba y corrobora mi creciente y ferviente amor por estos cuatro neoyorquinos. Cuando descubro un grupo normalmente lo primero que hago es buscar du discografía en Wikipedia y echarle un ojo a su página web. Si ese grupo se hace un hueco en mi discografía predilecta, doy el siguiente paso: leerme todo el artículo en inglés de la wiki (que ya sé que no es una fuente de fiar para citar pero sí para informar). Así, en uno de mis largos paseos metro-trenianos hacia la universidad me leí la entrada de cabo a rabo (¡qué expresión más malsonante!) y de este modo practique una actividad didáctica a la que me entretenía un poco también (aunque leer en una BlackBerry es algo difícil y acabas quedándote un poco topo al final).

Bueno, espero que esto sirva de incentivo, aliciente y aliño musical para aquellos que no tuvierais el placer de conocerles. Para los que sí, no es más que un altro pequeño empujoncito para echarle más oreja y dejarse llevar por la música y el ritmo tan especiales que estos jovenzuelos tienen que ofrecer. Que la filarmonía os acompañe, jóvenes padawanes.

2 comentarios:

  1. ¡Que ahora me gusta mucho! Además, es la más afin a mis «pre-establecidos» gustos musicales :P

    ResponderEliminar